• Estos deliciosos caramelos con forma de violeta seguro que te recuerdan a tu infancia, esos que te regalaba tu abuela. Vienen en una preciosa lata con un diseño muy segoviano. Perfectos para regalar como recuerdo de Segovia o como detalle en celebraciones familiares. Sin gluten.  
  • Las únicas escamas de sal marina con cítricos elaboradas en España. 100% natural, sin aditivos. La combinación de la naranja con el limón enriquecerá tus elaboraciones. Aroma y sabor muy fresco. Realza el sabor de tus platos y aporta un toque original y sofisticado. Una agradable sorpresa para los paladares más exigentes. Aconsejamos su uso en el emplatado. Rompe la escama con los dedos y espolvoreándola sobre el plato terminado antes de servir. Ideal para salsas, carnes, pescados, ensaladas, aromatizar coberturas de chocolate … Peso neto: 125 g.
  • Las únicas escamas de sal marina al humo con jengibre elaboradas en España. 100 % natural, sin aditivos. Realza el sabor de tus platos y aporta un toque original y sofisticado. Especialmente indicada para carnes blancas, carnes rojas, asados, hamburguesas y barbacoas, salmón y escalivada. Peso neto: 125 g.
  • La alubia blanca ariñonada es una alubia caracterizada por su forma. Es una alubia muy utilizada en cocina, por sus buenas calidades organolépticas. Son ideales para hacer una rica ensalada en tan solo unos minutos.
  • La Alubia de Anguiano es una de las señas de identidad de La Rioja. Es un grano diferente al resto de caparrones de La Rioja, de menor tamaño y con piel menos robusta, que se agradece a la hora de cocinarlo y consumirlo. El clima y los suelos cascajosos, típicos de esta zona de montaña, otorgan estas características singulares. Permite un cocinado muy cómodo, se cuece antes y el grano no se rompe aunque se pase de cocción. Es muy adaptable, ya que al ser tan fino da juego con varias combinaciones. La sensación que produce en boca es muy grata, suave y mantecosa.
  • También conocida como blanca de manteca, la alubia redonda manteca alubia de grano blanco perlado, pequeño, y de forma elíptica. Posee un sabor suave y exquisito característico, y la textura es muy mantecosa. Su uso más conocido es el cocido gallego, siendo también muy apropiada en ensaladas y como guarnición. Aunque es originaria de La Bañeza, su cultivo se ha ido extendiendo a otras zonas como Murcia, donde es muy popular. Esta variedad tiene un alto contenido en proteínas.
  • La alubia canela de León presenta un grano grande color canela, alargado y redondeado. El cotiledón es pesado, y la piel muy reducida respecto a este. Contiene más proteínas, y menos grasas que otros tipo de alubias, y es capaz de absorber gran cantidad de líquido durante el remojo, por lo que la cocción es rápida y uniforme. La alubia canela tiene un sabor delicado y una textura muy mantecosa. El hollejo es inapreciable, y produce un caldo de gran cremosidad. Por todo ello, esta alubia gourmet es una de las más valoradas en catas profesionales. También disponible en formato de 5 Kg.
  • Esta llamativa alubia tiene el grano redondo, con un diseño distintivo de color morado sobre fondo blanco. Es una de las alubias menos conocidas, pero muy apreciada por su sabor, muy diferente a las demás. Su cultivo, muy trabajoso, es generalmente tradicional y manual. Los caparrones son los protagonistas de la “olla podrida”, un plato tradicional de Burgos y de La Rioja.
  • El grano de la alubia carilla es pequeño y de color blanco cremoso, con un punto negro característico sobre el embrión. Es la única variedad de alubia que existía en la Península Ibérica antes del descubrimiento de América (ya la cultivaban griegos y romanos), y por ello su consumo está muy extendido en todas las regiones, especialmente en Extremadura y en Cataluña, donde se conocen como Fesolets.  Son muy sabrosas en ensaladas y como guarnición, pero también se pueden degustar en guisos y potajes.
  • La alubia fabada de Asturias o Fabe Asturiana es una de las variedades de alubias blancas más cotizadas y apreciadas en todo el mundo, y está considerada uno de los productos estrella de nuestra gastronomía. Una vez cocida, conserva perfectamente la integridad de su grano y la piel es casi inapreciable. Su uso más conocido es la fabada asturiana, pero también es protagonista indiscutible de numerosos platos de alta gastronomía; carnes, mariscos, y verduras casan perfectamente con el sabor delicado y la textura mantecosa de este apreciado manjar.
  • También conocida como alubia roja, la alubia morada larga es de color púrpura oscuro, plana y arriñonada. Procede de El Barco de Ávila y de La Bañeza, aunque se cultiva en distintas zonas. Al ponerla en remojo, va perdiendo su color morado poco a poco, a medida que el caldo se va oscureciendo, por ello destaca en guisos y estofados, donde interese conseguir este caldo intenso. Destaca por su suavidad una vez cocida.
  • El grano de la alubia negra redonda es ovoideo, de color morado oscuro a negro brillante, muy mantecoso y lleno. Es muy apreciada por ser la alubia de mayor sabor, por el color oscuro de su caldo una vez cocidas, y por su suavidad al tacto y sus cualidades nutritivas. Esta alubia es muy consumida en el norte de España y muy especialmente en el País Vasco, donde por su gran calidad se suelen tomar simplemente cocidas con agua y un chorrito de aceite de oliva.
  • Alubia de color vinoso jaspeado sobre un fondo cárneo-rosado. Grano de forma elíptica, alargado y semilleno. Es muy consumida en el norte de España, ya que una vez cocinada hace un caldo espeso y sabroso.
  • También llamada alubia del manto de la Virgen, gracias a la mancha púrpura característica que presenta su grano en la zona del germen. Este es de pequeño tamaño, lleno, redondo, y ligeramente esférico. Suave y mantecosa, es una de las alubias más populares de Aragón.
  • Esta judía pinta  tiene su grano elíptico mediano, de color canela con rayados y pequeñas manchas granates. Una vez cocinada, presenta una integridad de granos bastante buena, su piel es lisa y blanda, y el albumen muy mantecoso, proporcionando un caldo oscuro de sabor pronunciado. Es una de las más utilizadas en guisos típicos del centro y el norte de España. Destaca entre otras variedades de alubias por su alto contenido en hierro. También disponible en formato de 5 Kg.
  • La alubia planchada también es conocida como alubia ochavada, o alubia plancheta. El grano es arriñonado, recto en el lado del hilo, corto y aplanado, de color marfil. Se trata de unas judías de gran calidad, que obtienen notas altas en las catas, con textura cremosa, y que conservan una sorprendente integridad de grano una vez cocidas. Son ideales para los guisos típicos de cocina castellana de legumbres de calidad, pero también tienen una textura excelente en ensaladas. Las más conocidas proceden del Barco de Ávila, y de León. También disponibles en formato de 5 Kg.
  • La alubia blanca riñón presenta el grano blanco, de piel tersa, oblongo, y recto en el lado del hilo. El cotiledón, de peso medio, tiene valores también medios de proteínas y de hidratos. Es una alubia muy popular y económica, y una de las más versátiles en cocina por su sabor y textura; guisadas, en ensaladas, guarniciones, hummus, patés, con algas …. Destaca por su alta capacidad de absorción de agua, por lo que aumenta su tamaño a más del doble una vez se ha hidratado. A la alubia blanca riñón se le denomina también alubia larga. También disponible en formato de 5 Kg.
  • La alubia roja redonda o alubia de Ibeas es una de las alubias más apreciadas por la suavidad de su albumen, la finura de sabor y por no desprenderse del hollejo tras la cocción. Tras ser cocinada, destaca por el espesor y color chocolate del caldo que produce. La alubia de Ibeas es muy apreciada en el País Vasco, Burgos y Cantabria. Es la base del típico plato burgalés, la “Olla Podrida”. También es muy habitual el uso de esta judía roja en la preparación de los típicos guisos de alubias del norte de España. Se recomienda una cocción prolongada a fuego lento, para ser degustada óptimamente.
  • El grano de la alubia verdina es plano, de tamaño mediano, de color verde esmeralda claro, y de piel muy fina. Una vez cocinadas, las alubias verdinas tienen un sabor exquisito, y una textura extraordinariamente mantecosa. La piel resulta inapreciable, presentando un grano íntegro, que nunca se deshace. Se cultiva en el litoral de Asturias, especialmente en Llanes, y en algunas zonas de Galicia. El color de su piel es debido a que la planta se arranca del suelo cuando las alubias verdinas no están totalmente maduras. En ese momento se cuelgan las plantas en un lugar oscuro y muy ventilado, dejándolas secar lentamente. Es entonces cuando el color blanco original del grano torna a verde por la sabia que aún contiene la planta. La escasez de producción de esta alubia verde, y el esfuerzo que requiere su elaboración explican el elevado precio. De todas las legumbres, la alubia verdina es la más apreciada por los grandes chefs. Esta variedad hace un perfecto maridaje con almejas, mariscos y pescados, aunque también son excelentes estofadas o guisadas con caza.
  • Los judiones cocidos son unas alubias de importante tamaño, suaves y mantecosas que hacen de esta legumbre un éxito para disfrutar en cada bocado. Son ideales para elaborar un buen guiso de cuchara, en formato óptimo para dos personas. Listo para calentar y comer bien solo o acompañado con otros alimentos.
  • Es uno de los arroces más utilizados para la elaboración del risotto, al que dota de textura cremosa liberando almidón, cuando se cocina añadiendo líquido lentamente. Una vez en su punto, dobla su volumen sin cambiar de forma, y presenta una textura muy cremosa con el núcleo al dente y un color blanco intenso. A diferencia de sus congéneres Carnaroli y Vialone nano, el arroz arboreo posee un contenido en amilosa muy bajo, por lo que su comportamiento en la cocina se asemeja más a los tradicionales mediterráneos. Posee una gran capacidad de absorción de líquido y de expulsión de sólidos solubles (por tanto también es un arroz excelente para elaborar arroces melosos al trabar muy bien el caldo), y se abre con facilidad durante la cocción (mucho antes que el redondo) por un extremo, de manera característica. Otro de sus usos más típicos es el pudding de arroz.
  • Recomendado para los platos tradicionales de la gastronomía mediterránea, en especial la paella. Ya que durante la cocción, el arroz bomba absorbe más cantidad de líquido que otros arroces (se alarga y se abomba, duplicando e incluso triplicando su volumen), debemos añadir más cantidad de caldo (entre 3 y 4 partes por una de arroz).
  • Es arroz Redondo es el arroz más característico de los platos de la cocina valenciana. Es un arroz muy cremoso, y debido a la baja proporción de amilasa que presenta, es húmedo en su interior y en su superficie, lo cual favorece la conducción de los sabores, siendo el arroz que absorbe en mayor cantidad el sabor del caldo en el que se cuece. Pero la misma humedad superficial que proporciona mayor sabor impide que los granos queden sueltos entre sí, y por tanto soporta peor la sobrecocción, y se pasa de punto con más facilidad que otros arroces, como el bomba. El arroz redondo es el más consumido en España, y está recomendado para todos los arroces típicos de la gastronomía mediterránea; paellas, arroces de mariscos, arroz a banda, arroces al horno, arroces caldosos, arroces melosos, etc.
  • En La Criba de Valseca damos mucha importancia a los productos que seleccionamos y ahora también queremos cuidar la presentación. Para estas navidades hemos elaborado estas bolsas exclusivas que son ideales para entregar tu regalo gourmet.
  • La Marca de Garantía “Judión de La Granja” ampara aquellas judías secas, separadas de la vaina, de la especie Phaseolus coccineus L.(también catalogado como Phaseolus multiflorus), de la variedad blanca larga, sanas, enteras, limpias, destinadas al consumo humano. Judía blanca, que puede ser chata por uno de sus lados, de longitud entre 2 y 3 cm., en ocasiones hasta 4 cm. y grosor de 4 mm. Mínimo y un máximo entre 12 y 15 mm. Cabe destacar que es una leguminosa de gran calidad, de sabor agradable que se distingue por su fino tegumento y su extraordinaria suavidad tras la cocción, presentando un albumen mantecoso. Al menos el 85% de los judiones mantiene integridad de grano y la piel adherida. Primer Premio Artesano del Año de Castilla y León 2022 y 2018 en la categoría de legumbre en crudo. Premio Artesanos de Castilla y León 2022 Judión de La Granja Premio Artesanos de Castilla y León 2018 Judión de La Granja
  • Judión de La Granja de gran calidad. Sus cualidades se deben tanto a su composición, como al suelo y al clima de la zona, que influyen de forma directa en la calidad del producto. El microclima de montaña y los suelos, con bajo contenido en cal, dan lugar a este judión con tegumento muy fino, lo que ayuda a disminuir considerablemente su tiempo de cocción. Posee unas características únicas: se deshace en boca aportando aromas y sabores exquisitos. Su reducido cultivo hace que sea aún más especial este “bocado de Reyes”. Primer Premio Artesano del Año de Castilla y León 2022 y 2018 en la categoría de legumbre en crudo. Premio Artesanos de Castilla y León 2022 Judión de La Granja Premio Artesanos de Castilla y León 2018 Judión de La Granja
  • Alubia judión de grano medio, ancho y plano de color blanco. Destaca por su suavidad después de la cocción y su sabor delicado y tierno.  

Título