El arroz es el gran protagonista de los principales platos de nuestra gastronomía mediterránea. Las formas de cocinarlo son infinitas.