Bola, pilota, escudella, pelota o putxero son sólo alguno de los nombres que recibe el relleno de cocido, uno de los adimentos fundamentales que se incorporan al cocido a la hora de servirlo. Podríamos decir que es uno de los bocados más deliciosos, sabrosos y jugoso de este plato tan arraigado en nuestra gastronomía. Y además nos trae recuerdos de hogar, de familia y de tantos momentos compartidos mientras se degusta el cocido…

Como es sabido, el cocido fue introducido en nuestro país en el siglo XII por los judíos sefarditas. Cervantes, Emilia Pardo Bazán, Larra o el propio rey Alfonso XIII hacen mención de él. Es parte de nuestra historia y nuestra cultura culinaria.

Entre sus ingredientes está el relleno. Se podría decir que rellenos hay muchos, tantos como cocidos. Hoy queremos compartir con vosotros uno muy especial para nosotros, el que realizaba mi querida abuela Mercedes. Y estad atentos porque os hemos incluido el truco que nos ido pasando de generación en generación para dar ese toque tan especial.

INGREDIENTES DEL RELLENO DE COCIDO:

  • 1 huevo para cada 2 personas
  • pan de hogaza de días anteriores para espesar
  • hebras de azafrán para dar el toque de la abuela Mercedes al caldo
  • una pizca de perejil fresco
  • 1 diente de ajo pequeño
  • sal
  • un buen aceite de oliva virgen extra

CÓMO ELABORAR EL RELLENO DE COCIDO en 30 minutos

En un cuenco, troceamos la miga del pan de hogaza de días anteriores en trozos pequeños.

Una vez hecho esto, cogemos un plato hondo y batimos los huevos. Una vez batidos, le añadimos la miga de pan troceada, el diente de ajo picadito, las hebras de azafrán, el perejil fresco cortado con las tijeras de la cocina, una pizca de sal y lo mezclas bien. Posteriormente, déjalo reposar en un lugar fresco para que el pan se empape bien en la mezcla.

En el caso de que te quedase muy espeso no recomendamos incorporar más huevo, simplemente añade una cucharadita del caldo del cocido y remuévelo. Si por el contrario te queda muy líquido, puedes añadir más pan e incluso unos garbanzos del cocido pasado por la batidora para que espese.

Una vez que haya reposado, crea las bolas con una cuchara. Finalmente, dóralas por ambos lados en la sartén pequeña con un poco de aceite de oliva virgen a fuego medio. No es necesario que se cuajen mucho, ya que se terminarán de hacer en la propia cazuela.

Y con esto, ya las tienes listas para incorporarlas en el último momento al cocido. ¡Que disfrutes mucho con él!

Ver más recetas