Como sabéis, nuestro principal objetivo en La Criba de Valseca es producir, nosotros mismos, productos autóctonos de máxima calidad y de cosecha propia.

El año pasado apostamos por aumentar nuestra línea de productos e incluir la lenteja pardina de cosecha propia. Pensamos que donde sale un buen garbanzo, podía salir una deliciosa lenteja. Por ello, nos embarcamos en el cultivo de la lenteja pardina. Esta variedad de lenteja es de pequeño tamaño. La tierra valsequeña le confiere una suavidad y un hollejo muy fino que no se desprende y es inapreciable, al igual que ocurre con nuestros garbanzos.

Muy contentos con el resultado, en calidad y cantidad, seguiremos apostando y trabajando para poder daros lo mejor para vuestros platos.

La tenéis disponible en la tienda online y en la tienda física.